Publicado en Correo del Orinoco el 28 de noviembre de 2017
 
Mensaje de Navidad del contralor general de la República

 

Cada 25 de diciembre conmemoramos el nacimiento de Jesucristo, pero muchas veces celebramos la Navidad sin conocer su verdadero significado. En navidad estamos en la época más emocionante del año, porque espiritualmente celebramos la llegada a la tierra del hijo de Dios hecho hombre.

La Navidad debe entenderse como un estado mental permanente, lleno de valores y de paz espiritual que permita reflexionar, compartir y fortalecer los sentimientos y los principios de la ética y la moralidad. Confiemos en la infinita esperanza que nos motiva la Natividad del Señor y celebremos juntos el nacimiento del Cristo Jesús.

Estos tiempos son para reflexionar en positivo, no en negativo; a veces recibimos variadas influencias negativas que nos conducen a la confusión y nos convierten en un rebaño de miseria. Por ello, debemos reflexionar cada día y avanzar con la fe y la esperanza necesarias para cumplir las metas trazadas.

Es necesario desprendernos del orgullo y el egoísmo para convertirnos en apóstoles y misioneros del verdadero socialismo, con todas nuestras fuerzas, inteligencia y pasión.

Resulta oportuno traer a colación un pensamiento de la Madre Teresa de Calcuta que reza lo siguiente: “Sería una hipócrita si buscara a Jesús en el culto, en los actos, en la Iglesia y luego lo ignoro en el hermano vivo que se encuentra en la calle abandonado”.

Podemos interpretar del pensamiento citado que en nuestros hombres, mujeres, niños y niñas se reflejan nuestras ideas y por ello debemos ofrecer como sacrificio las buenas acciones y el éxitos en el logro de las metas trazadas, para que siempre la Patria tenga olor a gloria, a libertad, a justicia; y podamos gritar con vehemencia que la República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente.

Hoy la Contraloría General de la República Bolivariana de Venezuela se viste de esperanza para dar inicio a la celebración de la Navidad y prepararnos para la espera del advenimiento divino de nuestro Señor Jesucristo.

Como contralor general de la República, expreso con sinceridad y humildad mi satisfacción por el logro de las metas trazadas y cumplidas durante los años 2015, 2016 y 2017, casi por finalizar.

El principal valor para esta y todas las instituciones que conforman la Administración Pública activa está representado en el talento humano, conformado por hombres y mujeres que día a día cumplen con humildad y lealtad las funciones asignadas.

Estoy seguro de que la mejor forma de combatir la corrupción es previniéndola, fortaleciendo la ética pública y la moral administrativa, promoviendo la educación y la formación como proceso creador de ciudadanía, promoviendo las actividades pedagógicas dirigidas al conocimiento y estudio de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, promoviendo el amor a la Patria y a las virtudes cívicas, morales y democráticas, a la solidaridad, a la libertad, la responsabilidad social y el trabajo en equipo.

Simón Bolívar, el Libertador, en octubre de 1825, en Potosí, manifestó: “Las naciones marchan hacia el término de su grandeza, con el mismo paso con que camina la educación. Ellas vuelan si ésta vuela, retrogradan si retrograda, se precipitan y hunden en la oscuridad, si se corrompe o absolutamente se abandona”

Invito a las servidoras y servidores públicos a mantenernos unidos en un solo equipo, para lograr una sola voz, que nos permita en el año 2018 comenzar con toda la fuerza transformadora del pueblo para triunfar por esta Patria querida, la que todos llevamos en nuestros corazones.

Yo estoy convencido de que quienes se apartan de la humildad y lealtad crean en sus conciencias que la aplicación de la justicia es una virtud negativa y son incapaces de asumir que se les aplica la justicia porque le han hecho daño a otras personas.

Todas y todos unámonos en plegaria para que el año 2018 llegue y se mantenga con la bendición de Dios Todopoderoso y así podamos con fe, humildad y lealtad dedicarnos al cumplimiento de las metas propuestas por cada institución, órgano o ente.

¡Viva la Contraloría General de la República Bolivariana de Venezuela y que viva Venezuela, Patria libre, soberana e independiente!

Contraloras y contralores somos todos

Dr. Manuel Enrique Galindo Ballesteros

Contralor general de la República Bolivariana de Venezuela

Volver al indice
   
Mapa del sitio    Contáctanos
Avenida Andrés Bello, Edificio Contraloría General de la República. Caracas - 1050, Venezuela.
Central telefónica: [58212] 508.31.11 - 508.30.00
RIF: G-20000026-0